APRENDE A INTERPRETARLOS
Ayúdalo a desarrollarse

Podemos atestiguar la forma en que el bebé aprende cuando modifica su conducta para adaptarse mejor a sus condiciones y obtener satisfacción. Los estímulos del medio ambiente le darán las herramientas para que sus movimientos y respuestas pasen del ámbito instintivo al voluntario.

Cuando un bebé de tres meses de edad sigue a un juguete con la mirada, una neurona de su retina realiza una conexión eléctrica con la corteza visual del cerebro. Tras varias repeticiones, se establece una ruta o circuito. Así, las experiencias de un niño determinan gran parte de su futura capacidad de aprendizaje, de su personalidad y de sus habilidades. Por eso es tan importante estimularlo para que pueda aprender.

El desarrollo el bebé

La mayoría de los padres hacen cualquier cosa para ayudar a su bebé a aprender y a desarrollarse; es muchísimo lo que se puede hacer para ayudar a crecer a los niños. De hecho, una gran cantidad de padres probablemente ya estén ayudando a su bebé sin tan siquiera darse cuenta. Los expertos mantienen que cada canción, cada palabra, cada contacto visual o cada abrazo que recibe el bebé, sirve al propósito del desarrollo.

Para desarrollarse con normalidad, los bebés necesitan algo más que comida”, mantiene Meri Wallace, terapeuta de niños y autora de varios libros relacionados con el tema. “Todo lo que se hace de una manera sensible y cariñosa, apoyará el desarrollo del bebé. Un bebé que no reciba este cariño, a pesar de estar siendo alimentado y cambiado de manera regular, no prosperará o no se desarrollará de manera normal”.

La importancia de los padres en el desarrollo del bebé es vital, mantiene Wallace. No se puede acelerar el proceso del desarrollo, es decir, el bebé caminará cuando esté listo para hacerlo, pero éste sí se puede retrasar si los padres no colaboran. “Si se mantiene al bebé todo el tiempo en la cuna, éste aprenderá a caminar más tarde de lo que lo haría en caso contrario”.