ALIMENTACIÓN
¿Cada cuánto tengo que dar de mamar al bebé?

Mira el reloj, pero también, ¡observa al bebé! El bebé usualmente llora cuando tiene hambre. Si su horario de alimentación es muy rígido, escucharás muchos llantos, por eso es recomendable que seas flexible.

Muchos bebés, si se les alimenta cuando tienen hambre, empiezan a mantener un horario regular por sí mismos alrededor del primer mes. Si tu bebé es muy irregular y no hace nada a la misma hora cada día, debe entonces tratar de alimentarlo cada tres o cuatro horas. Despiértalo un poquito antes de cada comida, para así empezar a acostumbrarlo a un horario regular. Si esperas mucho tiempo y el bebé llora, aspirará mucho aire y se atragantará. Tu hijo dejará de comer cuando se sienta satisfecho. No trates de forzarle a comer más de lo que quiere.

Si tu hijo no está ganando peso con la rapidez esperada y no pide mamar con suficiente frecuencia, habrá que pensar en la forma de alimentarlo más  veces de lo que te pide, despertándolo con regularidad. Para que te guíes, un bebé sano suele hacer 6-8 tomas al día, al final de la primera semana.

Si por el contrario, el bebé pide mamar con demasiada frecuencia, a veces es debido a que no recibe suficiente cantidad de leche, por no tener una postura adecuada; también puede deberse a que se alimente muy poco tiempo de cada pecho y no extraiga la leche del final o “leche escondida”, que lleva el mayor aporte calórico y riqueza en grasa, que es la que provoca saciedad.