CUIDADOS DEL PEQUE
¿Cómo celebrar su primera Navidad?

La Navidad es la época más mágica y maravillosa para los niños, pero tu hijo solo tiene 8 meses y no sabes si realmente va a disfrutar algo o cómo integrarle en estas fiestas que implican tantas celebraciones, comidas, actividades… ¿Se cansará? ¿Le gustará? ¿Qué hacer en fiestas con un bebé?

Las decisiones dependerán mucho de la edad del bebé ya que no es lo mismo celebrar su primera Navidad con un mes que hacerlo con 11 meses. En el primer caso todo le dará absolutamente igual y solo querrá continuar con sus rutinas y horarios, por lo que debes intentar que las fiestas interfieran lo menos posible en su vida. Procura que duerma las mismas horas y a la misma hora de siempre, que coma cuando le toque y que los ruidos de las celebraciones no le alteren mucho.

Sin embargo, si tu hijo ya tiene 11 meses podrá disfrutar de la gente, los villancicos, los juegos, las luces, la decoración, etc. Por supuesto, no entenderá por qué pasa todo, pero sí verá que su familia se junta, está feliz y pasa algo bueno. De igual modo, alucinará con las luces navideñas de la calle o con el árbol de Navidad, por lo que es buena idea que, al decorar la casa, le hagáis partícipe de todo y le vayáis explicando cositas, aunque aún no las entienda bien.

En cuanto a los regalos, si tu bebé es muy pequeño no hace falta que Papá Noel o los Reyes Magos le traigan regalos, pero si te hace ilusión, elige juguetes que le ayuden en su estimulación como sonajeros, juguetes blanditos, libros para bebés, etc. Y si tiene cerca del año, le encantará el momento de abrir el paquete y ver dentro un juguete, así que no dudes en hacerle algún regalito buscando también juguetes seguros y apropiados a su edad como juguetes de apilar, torres, etc.

Por último, aunque tu hijo sea un poco mayor debes intentar respetar sus horarios de comida y sueño, aunque sea Nochevieja, ya que los bebés tan pequeños no aguantan mucho sin comer ni dormir y pueden ponerse muy molestos e irritables si no obtienen lo que quieren. En las celebraciones de noche, procura que se hagan en un lugar en el que puedas acostarle a su hora ya que el niño no necesita tomarse las uvas, sino dormir. Ya habrá tiempo de disfrutar más las Navidades con él. Por el momento, procura integrarle todo lo posible, pero respetando sus horarios y no le obligues a hacer cosas que no quiera, como sentarse en las rodillas de Papá Noel, ya que todavía es muy pequeño. El año siguiente disfrutaréis todos mucho más.