CUIDADOS DEL PEQUE
¿Colecho sí o no?

El colecho es dormir en la misma cama con el bebé, en lugar de dejarle en su minicuna o cuna. Tiene muchas ventajas y algunos riesgos que se pueden evitar si se lleva a cabo con cuidado.

 

Cada vez son más los papás que se plantean el colecho como la mejor opción para dormir con sus bebés y asegurar una noche de descanso y tranquilida. Si te da miedo hacerle daño por la noche durmiendo todos en la misma cama, te presentamos las ventajas y posibles riesgos de practicar el colecho.

 

Beneficios

 

– La mamá no tendrá que levantarse de la cama para darle las tomas nocturnas, ni hará falta que ninguno de los dos se levante si llora en medio de la noche.

 

– Los bebés que duermen son sus madres lloran menos ya que éstas perciben sus necesidades antes incluso de que se despierten y lloren.

 

– Se favorece la lactancia materna, que también ayuda a dormir mejor.

 

– El bebé recibe más protección y tranquilidad al sentir a sus papás cerca, lo que les da seguridad.

 

– Ayuda a regular la temperatura corporal del bebé.

 

¿Cómo evitar los posibles riesgos?

 

Para evitar que el bebé se quede atrapado entre sus papás y éstos le aplasten o asfixien se deben tomar unas medidas básicas de seguridad:

 

– No deben existir huecos entre el colchón y el somier o la pared por donde el bebé puediera colarse.

 

– El colchón debe ser firme.

 

– No uséis cojines ni almohadones que puedan asfixiarle.

 

– La mejor postura para el bebé sigue siendo boca arriba.

 

– No se debe practicar el colecho si uno de los padres fuma o si se ha bebido o tomado medicamentos que produzcan somnolencia.

 

– Tampoco si alguno de los padres es obeso.