ALIMENTACIÓN
¿Cómo debe ser una merienda sana?

Una dieta equilibrada, sana y variada debe contar con 5 comidas al día ya que todas son importantes para asegurar un correcto crecimiento y desarrollo. Así, la merienda debe incluir alimentos como la fruta o los lácteos y evitar bollería industrial para completar las cantidades necesarias de estos alimentos que debe consumir diariamente un niño.

 

Los niños necesitan comer 5 veces al día ya sus estómagos son más pequeños y no es bueno que pasen muchas horas entre una comida y otra. Así, a media tarde, unas 3 horas después de comer y 3 horas antes de la cena, se debe merendar.

 

Además, así se garantiza la asimilación de los nutrientes y el adecuado desarrollo del organismo. La merienda debe aportar el 15% del aporte energético total diario y contribuye a aguantar la tarde sin cansarse.

 

Para que una merienda sea sana debe cumplir los siguientes requisitos:

– Ser variada, no le des todos los días lo mismos de merendar.

– Modera el consumo de alimentos calóricos o ricos en grasas y azúcares.

-Todos los días debes incluir algo de fruta, cereales o lácteos: zumo natural sin azúcares, vaso de leche, queso, yogur con cereales, etc.

– Evita la bollería industrial, déjala solo para ocasiones especiales.

– Los bocadillos o sándwiches también son una excelente opción pero varía el contenido.