APRENDE A INTERPRETARLOS
Cómo establecer límites

Los niños requieren de los límites para su desarrollo. Sin embargo, a veces los padres se equivocan en la manera de aplicar límites a sus hijos.

Los límites son parte fundamental en la educación de los niños, a través de ellos aprenden qué es lo correcto y cómo comportarse, además, les ayudan a sentirse seguros y cuidados. En la práctica, los padres pueden encontrarse con cierta resistencia por parte de los niños que en muchas ocasiones está relacionada más con la forma de establecer las reglas que con la actitud del niño.

Un buen límite debe ser siempre el mismo, de acuerdo a la edad del niño, ofrecer alternativas de acción, centrarse en la conducta del niño, ser específico y facilitarle el desarrollo de la autodisciplina. Para esto último, el papá debe reconocer que su hijo tiene derecho a saber por qué es necesaria una regla y cuáles son las consecuencias de cumplirla o no, de esta forma el niño irá creando su propio criterio de conducta.