APRENDE A INTERPRETARLOS
¿Cómo estimular a un bebé?

La estimulación temprana de los bebés (incluso cuando están todavía dentro del útero materno) favorecer el desarrollo de su cerebro, sus sentidos, etc. Aprende ejercicios sencillos y divertidos que puedes hacer en casa con tu pequeño

 
 
 
 
 
La estimulación temprana consiste en aprovecha los periodos sensitivos de los primeros años de vida del pequeño para fomentar su capacidad cerebral y psicomotora y así conseguir que aproveche al máximo su talento natural. De este modo, el aprendizaje es más eficaz y se adquiere sin esfuerzo, lo que mejorará su enseñanza escolar. 
 
Además, hay que tener en cuenta que desde el nacimiento hasta los 3 años de edad se da el momento de máximo desarrollo neuronal en el ser humano, es cuando se desarrollan y maduran capacidades como el lenguaje, las funciones motoras, psicológicas, etc.
 
Por eso debes estimular a tu pequeño desde que nace con estos sencillos ejercicios:
 
– Háblale aunque aún no te entienda. Cuéntale cosas, utiliza un vocabulario rico, incluso en distintos idiomas si dominas otro
 
– Ponle música clásica, canciones populares, infantiles…
 
– Enséñale los objetos de casa y nómbraselos: la decoración, los objetos que usáis a diario, etc. así como todo lo que veáis mientras paseáis.
 
– A partir de los 12 meses ponle series infantiles apropiadas en la televisión.
 
– Acaríciale, masajéale…
 
– En cuanto pueda agarrar, dale objetos de diferentes texturas para estimular su tacto.
 
– Estimula también su olfato dejándole oler productos aromáticos como flores, comida, perfumes…
 
– Ponle boca abajo para que potencia la fuerza de su cuello y extremidades.
 
– En cuanto empiece a gatear, coloca objetos delante de él para que gatee a cogerlos. 
 
– Dobla y estira suavemente sus rodillas y piernas cada vez que le cambies el pañal; esto le animará a estirar su cuerpo.