APRENDE A INTERPRETARLOS
¿Cómo quitarle el chupete?

Todos los niños nacen con un fuerte reflejo de succión que les ayuda a alimentarse y les calma. Por eso el chupete es un gran aliado para los papás en los primeros meses ya que consigue tranquilizar y ayudar a dormir al pequeño. El problema llega cuando queremos quitárselo.

 

El chupete es muy útil en los primeros meses de vida del bebé y los pediatras lo recomiendan incluso para ayudar a prevenir la muerte súbita. Sin embargo, llega un momento, en torno a los 18 meses, que su uso continuado puede traer algunos riesgos al bebé: provoca infecciones en la boca como llagas o candidiasis, afecta al desarrollo de la cavidad bucal, favorece las otitis, etc.

 

Por eso, es conveniente que a partir de esa edad vayas disminuyendo su uso gradualmente para que a los 2 años, más o menos, deje de usarlo.

 

El problema es que puede resultarte bastante difícil ya que los niños convierten el chupete en un objeto que les da seguridad y confort, por lo que si están malos, les pasa algo o, simplemente, para dormir, es probable que te lo pidan y que se resistan a dejar de usarlo.

 

Te damos algunos trucos para lograrlo:

 

– Explícale que los chupetes son para bebés y que él ya es mayor para seguir usándolo.

– Si además le causa otitis o llagas o cualquier otro problema, enséñale que la causa es el chupete para que entienda que ya no es bueno para él.

– Dale otro objeto que le sirva de consuelo para dormir, como un peluche.

– Si te pide el chupete cuando está malo o le pasa algo, dale una alternativa para consolarlo, como cantarle, contarle un cuento, etc.

– Hazle un agujero en el chupete, le molestará y dejará él mismo de usarlo.

– Ten paciencia y quítaselo poco a poco, no pretendas que deje de usarlo totalmente de un día para otro.

– Puedes aprovechar su cumpleaños o un viaje para decir que el chupete se lo ha llevado “un duende” o que se ha quedado en casa y que así no tenga más remedio que estar sin él.

– No te obsesiones con el tema, tarde o temprano todos los niños dejan de usar chupete a medida que crecen. Solo tiene importancia si le causa muchas otitis, por ejemplo.