SALUD Y BIENESTAR
¿Cómo tratar la gripe?

La gripe es muy común durante el otoño y el inviernoy puede causar problemas  serios y complicaciones graves, sobre todo en los niños pequeños (lactantes y recién nacidos).

La gripe es una infección de las vías respiratorias causada por un virus. Existen más de 100 cepas diferentes y se transmite de persona a persona por contacto directo. La transmisión se lleva a cabo cuando un adulto o niño mayor tose o estornuda frente al bebé sano. Es muy importante enfatizar que el bebé pequeño alimentado al pecho no es inmune a estos virus. De hecho, los recién nacidos y los lactantes son particularmente susceptibles, ya que su sistema inmune no madura por completo hasta cumplir cinco años.

Los síntomas que generalmente presentan los lactantes tienen estas características: duración aproximada de tres a cinco días, secreción nasal hialina, dificultad para deglutir en niños mayores, dolor de garganta, tos, estornudos y obstrucción nasal, respiración roncante y malestar general, fiebre o febrícula, decaimiento.

Medidas generales para prevenir las enfermedades respiratorias durante el invierno

1. No llevar a los niños a lugares muy concurridos (supermercados, tiendas, restaurantes, etc.).

2. Aislar a los bebés de adultos o niños mayores enfermos con infecciones respiratorias.

3. Evitar que los niños pequeños lactantes o preescolares, menores de tres años, asistan a las escuelas o a clases deportivas (sobre todo natación), ya que con eso aumenta el riesgo de contraer infecciones respiratorias.

4. Vacunación con neumococo a todos los niños menores de 5 años.

5. Vacunar de la gripe anualmente a todos aquellos bebés o niños que puedan presentar complicaciones en caso de contraer la gripe (será el pediatra quien decida si el niño necesita ser vacunado o no).