CUIDADOS DEL PEQUE
¿Cómo y cuándo cortarle el pelo a los bebés?

Cada recién nacido tiene una cantidad de pelo diferente, algunos nacen con muy poquito pero otros con una buena melena, aun así, esto no tendrá nada que ver con su pelo de adultos. Lo normal es que los recién nacidos vayan renovando su cabello durante los primeros meses para ir dejando paso al definitivo.

 

Las razón de cortarle el primer pelo a los bebés es puramente estética y está en manos de los padres, a pesar del típico mito, por mucho que se rape a los recién nacidos esto no hará que su pelo crezca más fuerte y más sano. Cada niño nace con una cantidad de pelo diferente que irá perdiendo según pasan los meses así que no suele ser necesario cortarlo durante el primer año de vida.

 

La cuestión es que el pelito que se les cae no lo hace de manera uniforme, por lo que se le irán formando pequeñas calvas en la cabecita, tendrá partes más largas que otras o se le formará una especie de cresta o coletilla en la nunca. Generalmente la mayoría de los padres le cortan el pelo para igualarlo o si lo tiene muy abundante para que no le moleste en la cara, es decir, por razonas estéticas y no por necesidad. 

 

No hay ningún problema en raparle o cortarles el pelo a los bebés pero algunos pediatras advierten de que los recién nacidos pueden perder algo de calor corporal así que es importante cubrirles la cabecita cuando les saquemos de paseo.

 

Si al final nos decidimos a cortarles el pelo hay que seguir algunas indicaciones:

 

§     Al principio es mejor hacerlo en casa, pocas peluquerías están preparadas para atender a los bebés que aún no saben permanecer erguidos.

 

§     El pequeño debe estar tranquilo o, incluso, dormido. Si decidimos hacerlo cuando esté despierto podemos darle algún juguete o que otra persona le entretenga.

 

§     Le pondremos una toalla sobre los hombros para que no le caigan pelitos y para que no se moje, es más fácil cortar la melena húmeda.

 

§     Las tijeras tienen que ser de punta redonda para evitar cualquier daño.

 

§     Una mano debe estar siempre entre las tijeras y la cabeza para evitar hacerle daño si se mueve de repente. Sujetamos el mechón entre los dedos índice y corazón y vamos cortando las puntas.

 

§     Si lo hacemos después del baño, luego debemos quitarle todos los restillos con un algodón húmedo. Si cortamos antes, después podremos limpiarle bien mientras le lavamos.

 

§     También se puede usar máquina pero es mejor esperar a que sean más mayores por si se asustan con el ruido o por si les hacemos daño al presionar o apurar demasiado.