APRENDE A INTERPRETARLOS
¿Cuándo aprende a sentarse?

Sentarse es uno de los primeros logros de un bebé y un hito en su desarrollo, ya que a partir de este momento podrá ver el mundo desde otra perspectiva y empezar a explorar y desarrollar sus sentidos de otra manera.

 

Este proceso lleva un tiempo y comienza en torno a los 4 meses, cuando ya puede estar sentado en el regazo de sus padres. Sus músculos del cuello se han fortalecido y ya puede tener la cabeza levantada. También los músculos de su espalda son más fuertes y contribuyen a que pueda adoptar esta postura.

 

Una vez que aprende a estar sentado, aunque sea apoyado en unos cojines, le encantará estar así y ya no querrá pasarse horas tumbado. Gradualmente se irá probando a sí mismo para levantarse y sentarse. Primero lo hará reptando sobre sí mismo, pero entre los 5 y los 7 meses conseguirá sentarse, aunque puede que no aguante mucho tiempo en esta postura y se venza hacia delante o hacia los lados.

 

Poco a poco irá perfeccionando su técnica, a la vez que fortalece sus músculos, por lo que hacia los 8 meses ya tendrá el equilibrio suficiente para estar sentado unos 10 minutos sin caerse.

 

Estos esfuerzos para sentarse son también el primer paso para comenzar a gatear.