APRENDE A INTERPRETARLOS
¿Cuándo empezará a gatear?

La mayoría de los bebés comienza a gatear entre los seis y diez meses de edad, sin embargo no todos se encuentran a gusto andando a gatas y directamente omiten esta etapa hasta que aprenden a pararse, a mantenerse de pie y finalmente a caminar. Otros, en cambio, prefieren su propia técnica” de gateo como por ejemplo los que se desplazan sentados, doblando las piernas para deslizar las nalguitas, como si estuvieran remando con ellas. No te preocupes si tu bebé no gatea en esta etapa, lo importante es que se desplace y no la forma en que lo haga. Déjalo que adopte la técnica que más le convenga para conseguir lo que quiere.

El arrastre: preparación para el gateo

La primera etapa en la preparación para el gateo es el arrastre. El bebé empieza a desplazarse por el suelo sin levantar su cuerpo del suelo hacia el sexto o séptimo mes de vida y puede considerarse su primer paso a la independencia. Gracias a este arrastre, el bebé va aprendiendo a coordinar sus movimientos estimulando varias áreas del cerebro.

Algunas mamás temen que sus hijos se ensucien, sin embargo, es muy recomendable permitir al bebé que practique siempre que pueda y que lo coloques en una superficie plana y firme, animándolo constantemente para que se motive a ejercitarse. Cabe señalar que algunos bebés se saltan esta etapa y no hay nada de qué preocuparse.

Las diversas funciones del cerebro de tu bebé están relacionadas entre sí. Las funciones motrices del cerebro, que se estimulan cada vez que tu bebé se mueve y, sobre todo, cuando se arrastra, gatea y camina, influyen en la inteligencia de tu bebé. Por tanto, cada etapa por la que pasa el bebé al aprender a caminar no sólo lo prepara para ello, sino que además estimula su desarrollo cerebral e intelectual.

¿Cómo se desarrolla el gateo?

Probablemente tu bebé (entre los 6 y 7 meses) ya haya aprendido a sentarse sin apoyo. Luego mantendrá erguida su cabeza parar ver alrededor y fortalecerá los músculos de sus brazos, piernas y espalda que le servirán para ponerse en cuatro patas. Durante dos meses, el bebé irá aprendiendo en forma gradual a pasar de la posición de sentado a la de cuatro patas y pronto descubrirá que puede balancearse de adelante hacia atrás cuando sus muslos estén rectos y su espalda paralela al piso. Finalmente entre los 9 y 10 meses descubrirá que al empujar sus rodillas contra el suelo obtiene el empujón necesario para comenzar a gatear. Después aprenderá a volver a sentarse desde la posición de gateo y desde entonces comenzará a perfeccionar su técnica cada vez más hasta que gatee perfectamente al año de vida.

La mejor forma de estimularlo a gatear es colocar los objetos o juguetes preferidos enfrente y alejados de él para que él mismo los busque y los coja. También es aconsejable que coloques obstáculos en su paso como almohadas, almohadones o cajas para que él solo descubra cómo esquivarlos, dándole más seguridad, velocidad y agilidad.

Recuerda no dejarlo solo en ningún momento, ya que podría necesitar tu ayuda ante cualquier problema que no pudiera resolver.