CUIDADOS DEL PEQUE
¿Cuándo empiezan a dormir toda la noche sin despertarse?

Los ciclos de sueño de adultos y niños son distintos. Esto tiene como resultado que los niños se despierten a menudo durante la noche. ¿Cuándo empiezan a desarrollar unos ciclos de sueño más largos y dormir más horas seguidas por la noche?

 

Las personas dormimos en ciclos de cinco etapas. Cuando se completa un ciclo (en los adultos, cada 90 minutos, más o menos), entramos en un momento de sueño ligero hasta empezar un nuevo ciclo. En ese momento entre ciclo y ciclo somos más susceptibles de que ruidos externos, movimientos, luces o necesidades corporales nos despierten.

 

Todos los padres conocen de cerca la realidad de que los bebés y niños se despierten a menudo. Una de las causas de esto es que sus ciclos de sueño con distintos. Hasta los 4 meses, cuentan con un sueño bifásico (de solo dos fases) y, hasta alrededor de los 8 meses, más corto, de unos 45 minutos, que el de los adultos. A esto se añade que cuando aún son pequeños parte de su alimentación se produce por la noche y que duermen también durante el día, por lo que aún no cuentan con la rutina de vigilia durante el día y sueño durante la noche que van adquiriendo más adelante.

 

Por todo esto, que se despierten a menudo por la noche es lo normal en ese periodo de sus vidas. A veces basta con un poco de contacto de los padres para que se vuelva a dormir, otras es necesario mecerle un rato, darle de comer o cambiarle el pañal…

 

¿Cuándo pueden empezar a dormir toda la noche del tirón? El sueño de los bebés y su desarrollo, como ocurre con otros aspectos, no es lineal. Habrá periodos del bebé en los que duerma 6-7 horas seguidas y otros en los que baje a 4. Cada niño es distinto, pero, como guía, podemos decir que entre los 24-36 meses (2-3 años) es cuando el niño empieza a dormir cada vez con más frecuencia la noche entera, como resultado de una maduración de sus ciclos de sueño.

 

Desde los 4 a los 12 meses, los bebés deben dormir 12-16 horas diarias, y para los 12-24 meses, 11-14 horas. En estos primeros años del niño, lo mejor que podemos hacer es garantizar que recibe el sueño diario adecuado para garantizar un desarrollo adecuado.