DIVERSIÓN EN FAMILIA
¿Cuándo puedo empezar a ir al cine con mi hijo?
Ir al cine en familia

El cine es un fantástico entretenimiento para los niños, que resulta además muy emocionante por el hecho de estar en una sala tan grande, rodeado de gente, a oscuras y comiendo palomitas. Seguro que te apetece ir al cine con tu peque pero ¿está preparado para ir? ¿Aguantará toda la película?

Lo cierto es que no hay una edad mínima para ir con los niños al cine, depende de cada niño, de su madurez, de su forma de ser, etc. Lo normal es empezar a ir al cine con niños de 3 o 4 años, ya que con menos edad es complicado que el niño aguante sentado o se entere de la película.

No obstante, como decíamos, es más fácil para niños acostumbrados a ver películas en casa en moverse o para aquellos más tranquilos que son capaces de estar mucho rato sentados sin moverse.

Si estás pensando en ir con tu hijo al cine, echa un ojo a estos consejos para que sea todo u éxito:

1- Antes de poner fecha al cine, haced una prueba en casa. Puedes simular incluso el ambiente del teatro, bajando las persianas y dejando la sala a oscuras. Si aguanta prácticamente todo el tiempo tranquilo, ¡está listo!

2- Elegid bien la película. No solo debe ser apta para su edad, sino que también tiene que ser de su gusto e interés. Piensa en aquello que más gusta a tu hijo y buscad una película de esa temática.

3- La hora también es importante, es mejor que sea por la mañana, en torno a las 11, antes de la hora de comer. O a media tarde, pasada su siesta. No interrumpas sus horarios de sueño y comida o querrá irse a casa a comer o dormir.

4- Explícale lo que vais a hacer, qué va a ver, cómo es el cine, que no se puede hablar en voz alta, etc.

5- Intentad sentaros cerca del pasillo por si tenéis qe salir al baño o a lo que sea no molestar mucho.

6- Es probable que no vea bien la pantalla, así que no os olvidéis de coger elevadores (todos los cines cuentan con ellos).

7- Id al baño antes de entrar para que aguante lo más posible.

8- Si acaba la película, se lo ha pasado bien, ha aguantado y se ha portado bien, elógiale por ser un chico mayor y prométele que volveréis en cuanto se pueda. Se sentirá muy feliz y orgulloso.