APRENDE A INTERPRETARLOS
¿Cuándo quitarle los pañales?

El primer paso para que tu hijo deje de usar pañales es quitárselos durante el día. La noche es más complicada y puede llevar más tiempo ya que el niño, mientras duerme, no es consciente de sus actos y le puede costar más controlar sus esfínteres. ¿Cómo saber si ya está preparado?

 

¿Está listo?

 

En torno a los 18 meses tu bebé puede empezar a dar las primeras pistas que te indiquen si está preparado o no para comenzar el largo proceso de dejar los pañales. Cada niño madura a una edad diferente, pero generalmente todos logran este control entre los 18 y los 36 meses.

 

Estas son las señales para saber si está listo o no:

 

– Camina solo y sin ayuda.

 

– Se interesa por las prácticas higiénicas de los mayores. Te acompaña al baño, muestra curiosidad por saber cómo se hace pis, se da cuenta de las diferencias anatómicas entre niños y niñas…

 

– Juega solo al menos 5 minutos.

 

– Se baja y sube solo los pantalones.

 

– El pañal permanece seco al menos 2 horas seguidas, lo que indica que tiene un mayor control neuromuscular que le permite retener la orina más tiempo.

 

– Se queja si tiene el pañal mojado.

 

– Cuando tiene ganas de hacer pis se le nota porque se toca, cruza las piernas, se agarra el pañal, da saltos, etc. Incluso “pide” hacer pis.

 

– Avisa cuando se hace pis.

 

Si el niño está preparado, dejar los pañales por el día puede durar entre 2 semanas y un mes, aunque le llevará meses no tener ningún escape.

 

Algunas recomendaciones…

 

1.     El verano es un buen momento para enseñarle ya que no tiene que ir al colegio, tú también tienes vacaciones y tenéis tiempo para poner en marcha el proceso. Además, el buen tiempo favorece que pueda estar desnudo y sin pañales por casa para facilitar la tarea.

2.     Cómprale un orinal adecuado, si tiene una forma divertida le resultará más sencillo y atractivo sentarse en él.

3.     Ponle sentado al orinal y explícale lo que tiene que hacer en él.

4.     Ten paciencia, si hace falta, tenle hasta media hora sentado en el orinal. Mientras, podéis contar cuentos, cantar, jugar a algo…

5.     Si no tiene ganas no le fuerces, siéntale solo cuando esté receptivo.

6.     Cuando consigas que haga sus necesidades en el orinal, alábale por ello y dale un fuerte abrazo y un beso.

7.     Nunca le regañes cuando se haga pis encima, ten en cuenta que es un proceso complicado para él y que pasará más de una vez.