CUIDADOS DEL PEQUE
¿Cuándo se puede poner pendientes a un bebé?

Antes, lo normal era poner los pendientes a las recién nacidas en la misma maternidad u hospital en el que nacían, sin embargo, actualmente la mayoría de los centros no lo hacen ya que se aconseja no poner los pendientes hasta que el bebé cumpla los dos o tres meses.

Cuando nace una niña, muchos papás se preguntan cuándo es un buen momento para hacerle los agujeros de las orejas para llevar pendientes. Hasta hace unos años era normal ponérselos a todas las niñas nada más nacer en el hospital, pero, actualmente, muchos papás deciden esperar a que la niña sea mayor para que decida si quiere agujerearse o no las orejas.

Y, los que sí quieren ponérselos desde bebés, se encuentran con que muy pocos centros lo hacen, ya que esta práctica está desaconsejada, al menos, hasta que se caiga el cordón umbilical por si se produjera una infección.

Por lo tanto, se aconseja esperar al menos 2 semanas, hasta que el cordón se haya caído, para ir a una farmacia o sitio especializado para ponérselos. No obstante, ten en cuenta que es posible que no encuentres un sitio que lo haga antes de los 2 o los 3 meses, ya que muchas farmacias prefieren curarse en salud y asegurarse de que el bebé crece bien y no presenta ningún tipo de problema de salud.

En cuanto a si es mejor o peor hacerlo de bebé o de mayor, está claro que, cuanto más grueso y duro sea la oreja, más dolerá, pero la diferencia tampoco es tanta como para decidirse solo por este motivo. Es una decisión muy personal que debéis tomar los papás en base a vuestras ideas y gustos.

Otros consejos al ponerle los pendientes

1- Si te preocupa que le duela, está claro que el pinchazo le dolerá un poco, aunque, cuanto más pequeña sea, más blandito será el cartílago y, por lo tanto, menos dolor.

2- Elige un centro que cumpla las condiciones de higiene y use una aguja nueva y estéril al hacerle los pendientes.

3- Una vez hecho el agujero, lávalo todos los días con un antiséptico y mantenlo seco y al aire. Puedes moverlo un poco después del baño, cuando la piel esté más húmeda y blandita, para que la sangre no se reseque.

4- Pasados 15 días, se puede cambiar el pendiente de la farmacia por otro, pero siempre de materiales como el oro que sean hipoalergénicos. Y busca uno fácil de poner y quitar para no hacerle daño.

5- Ten en cuenta los posibles signos de infección: inflamación, sangrado o secreción de pus.