CUIDADOS DEL PEQUE
¿Cuándo y cómo cambiar al bebé?

Como padre, estás en la mejor posición de saber cuándo tu bebé necesita que le cambien el pañal. En general, se espera que cambies a tu recién nacido aproximadamente 10 veces en un período de 24 horas. Esto suena demasiado, pero ten presente que muchos pañales mojados significan que tu bebé se está nutriendo lo suficiente y lo está procesando normalmente.

En la medida en que tu bebé crece, necesitarás cambiarlo con menos frecuencia, aunque todavía en las horas usuales: cuando se levanta, antes o después de una comida, después de las siestas, y antes de acostarse. Recuerda, sin embargo, que mantener a tu bebé con un pañal seco es la mejor manera de prevenir las rozaduras.

Lo más importante es que nunca dejes a tu bebé desatendido en la mesa de cambiarlo. Incluso los recién nacidos pueden girar y lastimarse.

 

 

Consejospara cambiar a las niñas. En esos primeros días después del nacimiento es normal  que haya una pequeña descarga de sangre. Tu hija está simplemente ajustándose a los cambios hormonales que siguen al nacimiento, pero de cualquier forma menciónalo al pediatra. Recuerda limpiar a las niñas siempre de adelante hacia atrás, lo cual ayudará a evitar que entren bacterias en el conducto urinario.  

Consejos para cambiar a los niños. Si tu hijo no ha sido circuncidado, no trates de retraer su prepucio para limpiarlo. Este se aflojará por si solo con el tiempo, y podrá ser completamente retractable para cuando el niño tenga tres años. 

Las mamás experimentadas cubren con un pañito los genitales de los bebés mientras los cambian para que no manchen el cambiador, las paredes ¡y a los propios papás!