ALIMENTACIÓN
Deficiencias de calcio

Cubrir las necesidades de calcio de tu hijo no depende sólo de la cantidad de leche que le des, sino de una dieta equilibrada que le ofrezca alimentos de todos los grupos.

Si el sabor de la leche sola le desagrada, puedes incluírsela en preparaciones como sopas hechas a base de cremas, batidos de frutas, postres o platos fuertes preparados con salsas a base de leche.

Si aun así la rechaza, la siguiente opción es que intentes con derivados lácteos como quesos y yogur. Ambos productos pueden aportar entre 200 y 400 mg de calcio por ración.

Otra excelente opción es ofrecerle una gran variedad de verduras, especialmente de color verde. El brócoli contiene 177 mg de calcio aproximadamente en una taza.

Una rica ensalada puede ser una excelente fuente de calcio. Las legumbres también contienen cantidades moderadas de calcio, al igual que las avellanas, las almendras y los cacahuates.