SALUD Y BIENESTAR
Dermatitis atópica

También conocida como eccema atópico, es uno de los trastornos más comunes de la piel del niño y es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel, provocada por una exagerada sensibilidad a agentes presentes en el ambiente, que normalmente son inofensivos.

Te damos recomendaciones para mitigarla:

• El baño debe realizarse una vez al día con agua tibia. Se debe secar al pequeño por presión, sin frotar y, a continuación, aplicarle una crema emoliente para favorecer la hidratación de la piel.

• Las uñas del niño deben estar siempre bien cortadas y limpias, para evitar posibles infecciones cuando el pequeño se rasque.

• La ropa que está en contacto con la piel debe ser de fibras naturales, como el algodón y el lino. Se deben evitar las prendas de lana, ya que pueden provocar picor.

• El calzado debe ser de piel o tela y debe permitir una correcta ventilación.