APRENDE A INTERPRETARLOS
Desarrollo del niño de 2 años

Los 24 meses es una edad repleta de cambios y de evolución para los niños. Sus habilidades habrán evolucionado mucho y no pararán de corretear en todo el día. Asimismo, los dos años es la temida edad de las rabietas y el ‘no’ constante.

Los dos años están repletos de importantes cambios a nivel social, emocional y físico. Los niños de esta edad pesan en torno a los 12 o 13 kilos y miden unos 80 o 90 centímetros de altura.

Es una etapa conocida como los “terribles dos” en la que los niños entrarán en una fase de rebeldía para reafirmar su independencia, querrán hacer todo por sí mismos y el “no” será su palabra más habitual.

Habilidades cognitivas y físicas

Sus pensamientos empiezan a ser más ordenados, interpretan las sensaciones que captan a través de su cuerpo como el frío y el calor, empiezan a generar ideas y a asociarlas entre sí. Se trata de una etapa de gran curiosidad en la que quieren saber el porqué de las cosas. Observan todo lo que les rodea y lo comparan y clasifican por altura, color, tamaño… Mantienen la atención durante varios minutos y pueden tener una conversación sencilla sobre el entorno. En esta etapa también empiezan a jugar con otros niños (abandono del juego en paralelo).

Suelen imitar el comportamiento de los adultos y de otros niños más mayores. Empiezan a ser consciente de que son personas independientes y les gusta demostrarlo. Empieza la época de las rabietas, la negativa ante todo y cierta tendencia a la posesión, no les gusta prestar sus juguetes. 

En cuanto a sus capacidades físicas, sus habilidades motoras han evolucionado mucho: corren con facilidad, suben y bajan escaleras, intentan trepar por donde pueden, se agachan y saltan, pueden utilizar los cubiertos y vestirse casi sin ayuda, disfrutan haciendo garabatos con ceras blandas y cogiendo todo lo que está a su alcance…

Lenguaje y alimentación

Cada mes hablarán un poco mejor y añadirán palabras nuevas a su vocabulario a un ritmo bastante rápido. Siguen instrucciones sencillas y dicen frases cortitas de entre 2 y 4 palabras. Reconocen el nombre de más cosas de las que saben pronunciar y señan un objeto, persona o parte del cuerpo por el que les estamos preguntando.

La alimentación de los niños de dos años es muy parecida a la de los adultos, pueden comer prácticamente de todo y es importante que los padres inculquen unos buenos hábitos alimenticios. Es una época de rebeldía y posiblemente se nieguen a comer ciertas cosas que no les gustan pero no hay que ceder ante sus peticiones.

Estimular a niños de 24 meses

La estimulación a los 2 años se basa en juegos de construcciones, bloques de colores con los que hacer torres, instrumentos sencillos, rompecabezas aptos para su edad, juegos de creatividad y pinturas y cuentos para niños de 2 años.

Es muy importante seguir fomentando sus habilidades motoras con juegos de pelota y triciclos para niños pequeños. Puede empezar a ir a nadar y es muy recomendable llevarle a parques adaptados a su edad, donde podrá interactuar con otros niños mientras hace ejercicio.

Es muy importante que en esta etapa se fomente su sociabilidad y se le ponga en contacto con otros pequeños de 24 meses, aparte de hacer amigos nuevos, aprenderá ciertos valores como compartir, respetar los turnos de juego y a ser respetuoso con los demás. Los dos años es la edad idónea para empezar la guardería o escuela infantil.

Asimismo, las rutinas son fundamentales para inculcarle buenos hábitos tanto de higiene como de sueño, comidas y de juego. Es una etapa en la que además es necesario empezar a poner ciertas normas y límites de cara al futuro.