ALIMENTACIÓN
El apetito de los niños

El apetito de los niños pequeños es muy variable, algunos días pueden comer más que otros. No fuerces al niño a ingerir los alimentos: mamá y/o papá se deben encargar de qué, cuándo y cómo hay que comer, el niño es el encargado de cuánto hay que comer.

Cuando el niño no quiera tomar determinado alimento, debes prepararlo de otra forma y buscar el momento propicio para insistir. Los niños necesitan de 8 a 10 exposiciones de un nuevo alimento antes de aceptarlo y la aprobación muchas veces se da después de 12 a 15 exposiciones, así que ¡sigue intentándolo!

Nunca le regañes si no quiere comer algo pues de esa manera, siempre relacionará el alimento con ese momento y lo rechazará de manera sistemática.

Es conveniente que ofrezcas a tu hijo la mayor variedad posible de guisos para estimular su apetito y además diferentes texturas en su dieta, pues así tendrá la oportunidad de ampliar su relación con los alimentos. No olvides incluir alimentos de varios colores en las preparaciones, resulta agradable para el niño y despierta su apetito.