APRENDE A INTERPRETARLOS
El primer mes del bebé

Tu bebé por fin ha nacido y ya está contigo en casa. Estas cuatro primeras semanas de vida son muy importantes tanto para él como para vosotros, es el momento de haceros el uno al otro y acostumbraros a sus ritmos de sueño, comida, etc.

 

Cada día que pasa descubrirás algo nuevo de tu pequeño. Estas primeras semanas son muy emocionantes, aunque también pueden ser agotadoras ya que al principio os puede resultar difícil darle de comer, bañarle dormirle… Pero tranquilo, poco a poco encontraréis vuestro ritmo.

 

La alimentación del bebé

 

Su alimentación al principio será leche materna a demanda, es decir, tienes que darle el pecho cada vez que él lo requiera, lo que normalmente sucede cada dos o tres horas, aunque cada bebé es diferente.

 

En los primeros días es normal que el pequeño pierda peso, hasta que a ti te suba la leche y aprendas a darle de mamar.

 

Una vez que cojas práctica, te costará menos cada toma, que normalmente durará unos 10 minutos en cada pecho.

 

La lactancia materna exclusiva será su alimentación hasta los 6 meses, momento en que empezará con la introducción de alimentación sólida.

 

Desarrollo físico y mental

 

Desde que nace reacciona al oír tu voz ya que la conoce de sus 9 meses dentro de ti. Gira la cabeza al escucharte y se calma cuando le hablas suavemente.

 

Durante estas primeras semanas ve en blanco y negro y no es capaz de distinguir objetos que estén a más de 25 cm.

 

Su movilidad es muy escasa, pero conserva el reflejo de agarrar: cierra los puños con fuerza cuando le colocas algo en su manita.

 

Estimula sus sentidos desde el primer día hablándole, cantándole, moviendo objetos de colores brillantes delante de sus ojos, etc.