CUIDADOS DEL PEQUE
¿Cómo establecer horarios en los bebés?
Horarios para bebés

Los horarios ayudan a organizar nuestra vida y nuestro mundo. Forman parte de las rutinas y aportan seguridad al bebé. Por eso, es conveniente establecer unos horarios para el sueño, el paseo, la alimentación o el baño, pero siempre respetando los ritmos naturales del pequeño.

Los adultos estamos acostumbrados a tener unos horarios fijos: nos levantamos a la misma hora de lunes a viernes, desayunamos, comemos y cenamos siempre en el mismo horario, etc. Sin embargo, llega un bebé a nuestra vida y nos damos cuenta, al menos en sus primeros meses, que los horarios no valen de nada. Los bebés comen a demanda, es decir, cuando tienen hambre, y eso puede ser cada 1,5, 2 o 3 horas, con múltiples variaciones en el mismo día. El sueño también es caótico al principio ya que las primeras semanas duermen hasta 18 horas al día, pero gradualmente van disminuyendo el tiempo de sueño. Además, no son capaces de dormir más de 3 o 4 horas seguidas, ni siquiera de noche.

Por eso, los horarios en los primeros meses son imposibles y hay que adaptarse a las necesidades del bebé. Pero también es cierto que los horarios son necesarios para organizarnos y para establecer ciertas rutinas en la vida del pequeño, que le aportarán seguridad y tranquilidad y le ayudará a dormir y comer mejor. Por lo tanto, hay que saber cómo establecer horarios en la vida del bebé.

1- A partir de los 2 meses el bebé comienza a respetar unos horarios y podrás ver que duerme y come más o menos a la misma hora cada día. Apunta en un cuaderno estos horarios que se repitan para poder establecer un horario en base a los ritmos naturales del bebé.

2- Sé flexible. No se puede ser rígido en lo que respecta a los horarios del bebé, tienen que ser horas aproximadas, pero nunca interrumpiendo su sueño, por ejemplo, o dándole de comer si no quiere.

3- En los temas de sueño y alimentación es más complicado tener unos horarios, pero hay otros asuntos en los que te será más fácil establecer horarios para organizar un poco vuestro día, como la hora de salir a pasear o de bañarle.

4- A medida que el bebé crezca, será más sencillo establecer y respetar unos horarios ya que dormirá más por la noche y menos por el día y aguantará más tiempo entre toma y toma. Tan solo ten paciencia y respeta las necesidades de tu bebé, aunque adaptándolas en lo posible para que puedas organizar tus días.