SALUD Y BIENESTAR
Hidrocele en bebés

El hidrocele es un problema testicular con el que nacen algunos bebés, pero que generalmente se resuelve solo a lo largo del primer año de vida y que no suele causar complicaciones.

 

El hidrocele testicular es la acumulación de líquido seroso alrededor de uno (o ambos) de los testículos, concretamente alrededor del cordón espermático, provocando la hinchazón del escroto.

 

Normalmente es una enfermedad congénita, es decir, con la que nace el bebé a causa de un cierre incompleto de la cavidad peritoneal durante el desarrollo del aparato.

 

No es un problema grave ni causa dolor u otras complicaciones al pequeño, simplemente un aspecto hinchado de uno o ambos testículos.

 

Esta enfermedad se detecta generalmente al nacer y puede llevar a hacer una serie de revisiones extra al bebé para ver cómo evoluciona ya que lo habitual es que se resuelva de manera espontánea a lo largo del primer año de vida. Es decir, a medida que el bebé crece y madura el hidrocele desaparece sin necesidad de tratamiento.

 

En aquellos niños que continúa pasados los 12 meses se suele recurrir a la cirugía para evitar complicaciones o problemas en el futuro y que los testículos del pequeño tengan el mismo aspecto.