CUIDADOS DEL PEQUE
Infección del cordón umbilical

El cordón umbilical, que mantiene unido al bebé con la mamá durante todo el embarazo, se corta al poco de nacer el pequeño, dejando un muñón que se caerá entre 7 y 15 días después. Mientras, es importante cuidar adecuadamente esta herida para evitar que se infecte.

Cuando el bebé nace, se corta el cordón umbilical que lo unía a su madre y se coloca una pinza para evitar que se produzca una hemorragia. Esto deja un muñón de unos cuantos centímetros que se irá secando hasta que se caiga, algo que ocurre entre 7 y 15 días después del parto.

Durante este tiempo debe cuidarse mucho la cicatriz para evitar que se produzca una onfalitis o infección del cordón umbilical. Las recomendaciones actuales son mantener el cordón siempre seco y limpio, para lo cual se envuelve en una gasa estéril que ayuda a que el cordón se seque y se caiga. Esta gasa debe mantenerse siempre seca y limpia, por lo que hay que cambiarla cada vez que se ensucie por la orina y las heces, así como después del baño.

Aunque hay que mantener el cordón seco sí puede bañarse al bebé completamente, incluida esta zona, y lavarla además con jabón neutro para quitar cualquier resto de suciedad. Una vez se saca al bebé del baño se seca, dando ligeros golpecitos, nunca frotando, y se envuelve de nuevo en una gasa estéril.

A no ser que el pediatra indique lo contrario, no hace falta aplicar alcohol de 70º o un antiséptico tipo clorhexidina. Recientes estudios han demostrado que estos productos no solo no ayudan a que el cordón cicatrice antes, sino que incluso pueden retrasar el proceso al reblandecer el cordón. Eso sí, si hay síntomas de infección es posible que te indiquen que los uses.

En cuanto a los síntomas de infección u onfalitis, los principales son:

– Secreción amarillenta y purulenta

– Mal olor

– Cicatriz húmeda

– Enrojecimiento

– Aparición de granos

– Fiebre por encima de 38º C

– Irritabilidad

– Vómitos

¿Cómo se trata la onfalitis?

En cuanto notes las primeras señales de una posible infección en el cordón umbilical debes acudir al pediatra para que lo examine y determine si hay infección o no. Es importante atajar cuanto antes el problema ya que una infección no tratada puede extenderse por el organismo del bebé, cuyo sistema inmunológico es aún inmaduro, y causar una sepsis o infección generalizada.

El tratamiento más habitual es una crema antibiótica que debe aplicarse sobre la cicatriz tantas veces como indique el pediatra. Si la infección es grave, puede ser necesario administrar el antibiótico por vía intravenosa.

Por último, en los casos más graves puede ser necesario un desbridamiento quirúrgico, aunque esto es muy raro, lo normal es que la infección reaccione a la crema y el problema se solucione en unos días.