SALUD Y BIENESTAR
Infecciones urinarias

En los niños menores de dos años, no siempre es fácil diagnosticar un trastorno en las vías urinarias, debido a que sus síntomas son muy parecidos a otras infecciones.

Los síntomas de estas infecciones son: fiebre, pérdida de apetito, disminución de peso, escaso crecimiento, irritabilidad, vómitos y diarrea.

Una vez cumplido el primer año de vida, es más fácil descubrir una infección de las vías urinarias, ya que tu pequeño será capaz de comunicarte cuando sienta ardor y dificultades para hacer pipí.

Un factor determinante para el diagnóstico es la leucocituria, es decir, la presencia de glóbulos blancos en la orina. Es importante que cuando existan síntomas que puedan hacerte sospechar de esta infección, acudas con el pediatra. Tu médico solicitará un análisis de orina para descartar esta complicación.