SALUD Y BIENESTAR
Insomnio en bebés

El insomnio en los bebés es más común de lo que creemos. Si tu bebé está sano y aún así no puede dormir, primero de nada debes comprobar que todo esté bien, es decir, que no tenga hambre, que esté limpio, que no tenga cólicos, etc.

Y después debes revisar si estás llevando a cabo una rutina correcta para el sueño. Todos los días debes hacer las misma cosas relacionadas a la hora de dormir (baño, cena, cuento, beso y a la cama… o lo que tú decidas, pero siempre igual) y respetar un horario, para que el bebé pueda ir asociando todo esto y establecer un patrón de sueño.

Para los bebés enfermos es muy difícil conciliar el sueño, ya que no se sienten bien. Cuando un niño  está enfermo es importante estar alerta a los síntomas como vómitos, diarrea, erupciones en la piel, fiebre, etcétera. Entre las causas frecuentes de insomnio en los niños pequeños están los problemas digestivos de estómago y esófago como el reflujo gastroesofágico, esofagitis, gastritis y otros. Si se sospecha que el bebé tiene algún problema de éstos se debe consultar al pediatra.