SALUD Y BIENESTAR
La anemia del lactante

La anemia fisiológica del lactante es una enfermedad que implica el descenso de la hemoglobina durante los dos primeros meses de vida del bebé. Es una situación bastante habitual y que normalmente no requiere tratamiento, desapareciendo sola al poco

 

 

 

La anemia fisiológica del lactante no es exactamente igual que una anemia normal en la que los valores de hierro del organismo son más bajos de lo recomendado. En este caso, se produce un descenso de la hemoglobina en los primeros meses de vida del pequeño. La hemoglobina es una sustancia presente en los glóbulos rojos de la sangre que se encargan de transportar el oxígeno a todos los tejidos del cuerpo.

Las causas de esta disminución son la brusca interrupción del mecanismo de formación de los glóbulos rojos al nacer y el comienzo de la respiración; y por otro lado la rápida ganancia de peso en estas primeras semanas que se acompaña de una expansión del volumen sanguíneo.

Los glóbulos rojos en condiciones normales viven unos 3 meses, después de los cuales son destruidos en el bazo. Pero en niños que padecen esta enfermedad los glóbulos rojos tienen una esperanza de vida menor, dando lugar a un nivel más bajo de hemoglobina de lo recomendado.

Esta situación es normal y no necesita tratamiento. Es más frecuente en niños prematuros.