SALUD Y BIENESTAR
La dentición del bebé

Es muy frecuente que la aparición de los dientes se acompañe de síntomas como fiebre, irritabilidad inusual, trastornos del sueño y babeo más abundante.

Aunque algunos bebés atraviesan la dentición sin ningún problema, otros pueden sentirse incómodos y contrariados. Los mofletes inflamados, las encías sensibles, la pérdida del apetito, el babeo excesivo y el llanto durante el día son los signos principales de la salida de los dientes.

El primer diente de tu bebé saldrá aproximadamente a los seis meses de vida y la dentición puede durar hasta los dos años.

¿Cómo puedes aliviar sus molestias?

-Dale mordedores de plástico blando que contengan agua, enfriados previamente en la nevera.

-Ofrécele alimentos o líquidos fríos.

-Puedes administrar algún analgésico-antiinflamatorio-antipirético, en las dosis y tiempos que recomiende el pediatra.

– Aplícale gel para encías, que se adhieren a las encías provocando un gran alivio. Pregunta a tu pediatra.

Pero sobre todas las cosas, para el bebé que no comprende lo que le está ocurriendo, lo más importante es que sienta que sus papás están allí a su lado, ayudándolo y reconfortándolo de alguna manera.