CUIDADOS DEL PEQUE
La dermatitis de pañal

Este trastorno se presenta cuando el pañal no se cambia con frecuencia, creando un ambiente favorable para la proliferación del hongo Candida albicans. Esto evita una transpiración adecuada y provoca que la piel del culito se irrite intensamente, se descame y se llene de pequeñas pústulas (puntitos blancos).

Para evitar este problema, sigue estos consejos:

  • Mantén el culito de tu bebé bien seco.
  • Cámbiale el pañal seis veces al día, como mínimo, sobre todo cuando el niño defeca.
  • Utiliza toallitas húmedas para limpiarlo. En el mercado hay algunas de tela muy suave, y con árnica y avena, ideales para proteger la piel de tu bebé de estas complicaciones.