SALUD Y BIENESTAR
La fiebre en los bebés

En algunas ocasiones, los bebés tienen temperatura alta sin razón aparente, encontrándose bien y sin presentar otros síntomas. Si tu bebé tiene fiebre pero se comporta como siempre y juega normalmente, entonces no hay razón para preocuparse. Mantenlo vigilado para detectar si se presentan otros síntomas.

Pero debes consultar al médico si:

– Tienes un bebé menor a seis meses con fiebre y otros signos como diarrea y vómitos, o rechazo de los alimentos. Es importante que veas a tu médico de cabecera, ya que los bebés pueden deshidratarse fácilmente, y necesitan entonces líquidos especiales.

– Tu bebé tiene temperatura más alta de 39 grados, ya que una fiebre tan alta puede producir convulsiones febriles”.

– Tienes un hijo menor de un año o un bebé menor de dos meses con fiebre de 38 grados, ya que los síntomas de meningitis son menos específicos entre los 6 y 12 meses de edad.

¿Cómo tratar la fiebre?

Si tu hijo tiene fiebre no te alarmes, ésta es una defensa que utiliza el organismo para mantener a raya las bacterias y virus que lo atacan. Se considera que presenta este malestar si al colocarle un termómetro en el oído o en la axila, éste marca más de 38 grados. Lo notarás enrojecido y caliente, aunque también puede intercalar períodos de temblor y escalofríos.

– Es recomendable tratar la fiebre con paracetamol líquido (consulta la dosis siempre con el médico).

– Quítale la ropa pero no toda, podría convulsionarse.

– Pasa por su frente, axilas e ingles un paño húmedo tibio.

– Mantén al niño en una habitación ventilada, pero evita que tenga corrientes de aire.

– Si es necesario, sumerge hasta el cuello al niño en agua tibia. Hazlo las veces que sea necesario, esto permitirá reducir la fiebre hasta en 1 grado centígrado.

-Trata de que el pequeño beba poca cantidad de líquidos a intervalos frecuentes, preferentemente agua o soluciones salinas rehidratantes.

– En un niño más grande, busca atención médica si la fiebre continúa a pesar del tratamiento con paracetamol.