CURIOSIDADES
La Navidad en el mundo

La Navidad es una fiesta de origen cristiano, ya que celebra el nacimiento de Jesucristo el 25 de diciembre. Sin embargo, actualmente es una fiesta muy extendida que se celebra en muchos países del mundo, aunque no sean cristianos. ¿Qué tradiciones se siguen en cada país?

La Navidad es una fiesta que celebran personas de todas religiones e incluso personas que no son religiosas, ya que, a pesar de su origen cristiano, actualmente es una fiesta que habla de la familia, la solidaridad y la magia infantil. Por eso, en casi todos los países del mundo se celebra esta fiesta, aunque no de la misma manera.

Para empezar, la Navidad se asocia con el invierno y la nieve, pero en todos los países del hemisferio sur el 25 de diciembre cae en verano, por lo que pasan estas fechas bajo el sol. Aun así, tienen muchas tradiciones navideñas. En Australia, por ejemplo, en Nochebuena es tradición ir a ver el concierto de “Villancicos a la luz de las velas”. Y, por la noche, los niños dejan leche y galletas para Papá Noel y agua para los 6 canguros que tiran del trineo, en lugar de los tradicionales renos. Y, además de Papá Noel, los niños reciben la visita de Swag Man, un hombre que viste camiseta y sombrero para protegerse del sol.

Si viajamos hasta Japón, país sin ninguna tradición cristiana, encontramos que el 24 de diciembre es oficialmente el día de los enamorados, por lo que no pasan estas fechas en familia, sino en pareja o haciendo obras de caridad con enfermos y ancianos. Lo que sí celebran es la Nochevieja y, cuando suenan las 12 de la noche, los templos budistas hacen sonar sus campanas 108 veces, simbolizando el número de pecados que afligen a los humanos. El día de Año Nuevo u Oshogatsu los niños reciben los regalos.

En China, los pocos cristianos que hay celebran el nacimiento de Jesús alumbrando sus casas con lámparas de papel y decorando los árboles con luces, cadenas y flores. Los niños cuelgan sus calcetines para que Dun Che Lao Ren (Viejo Hombre de las Nieves) les deje regalos.

Ya en Europa, en Rusia, país ortodoxo que sigue el calendario juliano, la Navidad se celebra el 6 y 7 de enero mediante una comida compuesta por 12 platos, uno por cada uno de los 12 apóstoles de Jesús. Antes de la Revolución Comunista era San Nicolás quien llevaba regalos a los niños, pero actualmente es Ded Moroz (el Abuelo del Hielo) que llega el día de Año Nuevo.

En los países escandinavos, el hogar de Papá Noel o Santa Claus, los finlandeses, por ejemplo, celebran la Navidad los días 24, 25 y 26, siendo el más importante Nochebuena, cuando se reparten los regalos y cenan en familia. El 25 es un día de paz y tranquilidad y el 26 sirve para visitar a los amigos. Papá Noel, al que llaman Joulupukki, vive en Laponia, y se le puede visitar durante todo el año.

En Alemania las tradiciones navideñas varían de una región a otra. Son muy comunes los mercadillos de artesanía, los árboles enormes de Navidad y los regalos que reciben de Der Weihnachtsmann (Papá Noel) o de parte de Christkindl (Niño Jesús) en la mañana de Navidad.

En Italia, las fiestas navideñas se celebran del 17 de diciembre al 6 de enero. En Nochevieja, en lugar de uvas comen lentejas y los regalos los llevan diferentes personajes según la zona. Por ejemplo, en Venecia y Mantua es Santa Lucía quien lleva los regalos, en otras es el Niño Jesús y, en otras, la famosa bruja Befana, aunque la influencia anglosajona ha hecho que en los últimos tiempos sea Babbo Natal quien deje los regalos.

En los países de Sudamérica hay una gran mezcla de culturas. La mayoría son países muy cristianos, pero también se nota la influencia de las creencias nativas o de estados unidos. Las calles y casas se adornan y los Reyes Magos, el Niño Jesús o el Viejito Pascuero (Papá Noel) lleva regalos a los más pequeños de la casa.

Y es que Papá Noel solo no puede entregar sus regalos a todos los niños del mundo, por eso tiene tantos ayudantes en todas partes. Incluso en España, contamos con el Olentzero, por ejemplo, que lleva regalos a los niños en muchas partes del País Vasco.

En definitiva, cada país tiene sus tradiciones, pero la mayoría coincide en pasar las fiestas en familia y priorizar la alegría y la ilusión de los más pequeños de la casa.