CUIDADOS DEL PEQUE
La silla para el automóvil

Como padre, es tu deber velar por la seguridad de tu hijo. Y una de las mejores maneras de hacerlo es colocándolo siempre en una silla segura y debidamente instalada.

El uso de una silla reduce el riesgo de muerte en los bebés en un 71% y en los niños de uno a cuatro años en un 54%. Reducen la necesidad de hospitalización después de un choque en un 69% en el caso de los niños menores de cuatro años. Cada año se salvan muchas vidas infantiles gracias a las sillas para el automóvil.

 Recuerda que debes poner siempre al bebé en la silla sobre el asiento trasero del coche de espaldas a la marcha. El asiento trasero es el lugar más seguro para que viajen los niños y además los protege del air bag, que es sumamente peligroso para los pequeños. Si cuentas con air bag en los asientos traseros, desconéctalo mientras lleves en la silla a tu bebé.

No lleves nunca a tu bebé sobre tu regazo cuando viajes en automóvil. No importa cuán fuerte lo sostengas, en caso de accidente no estará protegido. El bebé podría salir despedido por el parabrisas, golpearse contra el tablero o quedar aplastado por tu cuerpo. Colócalo siempre en su silla.