SALUD Y BIENESTAR
La tos en bebés

La tos es un síntoma común de enfermedad. En la mayoría de los casos, la tos es causada por una infección viral de la tráquea o los bronquios. La tos ayuda a sacar los líquidos infectados de los pulmones.

¿Cómo puedes cuidar a tu hijo?

• Existen medicinas contra la tos y para diluir las secreciones, pero debes consultar siempre al médico.

• Fomenta la ingestión de líquidos tibios contra la tos: Generalmente, la ingestión de líquidos tales como la limonada tibia, el zumo de manzana tibio o los tés de hierbas tibios relajan las vías aéreas aflojando el moco. (Sin embargo, esto debe evitarse si tu hijo es menor de 4 meses.)

• Pregunta al médico acerca de los antitusígenos. No administres antitusígenos a niños menores de 1 año o en caso de tos húmeda. La mayoría de los antitusígenos que se venden sin receta médica contienen dextrometorfano (DM). Consulta a tu pediatra si tu hijo requiere antitusígenos.

• Uso de humidificadores para el tratamiento de la tos. El aire seco tiende a empeorar la tos. Puedes usar un humidificador de ambiente o vaporizaciones.

• Efectos del humo del cigarro. No permitas que nadie fume cerca de tu hijo con tos. La tos puede prolongarse por semanas si tu hijo es expuesto al humo del cigarro. El polvo tiene el mismo efecto.

Llama al pediatra de inmediato si:

• Tu hijo tiene dificultad para respirar y su respiración no mejora después de limpiarle la nariz.

• La respiración se vuelve rápida o dificultosa cuando no tose.

• Tu hijo se ve muy enfermo.

• Tiene fiebre por más de 3 días.