ALIMENTACIÓN
Lactancia y trabajo

El regreso al trabajo suele producir cierta desorientación, tanto desde el punto de vista práctico, por el cambio de horarios y ritmos, como psicológico, debido a la angustia producida por la separación.

En consecuencia, la mayoría de las madres toma la decisión de abandonar la lactancia materna en cuanto se reincorporan a la vida laboral. Sin embargo, puedes compatibilizar trabajo y lactancia siguiendo una serie de consejos:

·  Recuerda que puedes pedir la reducción de jornada correspondiente al permiso de lactancia, que consiste en 1 hora de ausencia del trabajo que se podrá dividir en dos fracciones (dos medias horas) o bien la trabajadora puede optar por disfrutar este permiso como reducción de su jornada en media hora, al comienzo o al final del día. La duración del permiso se podrá disfrutar hasta que el bebé cumpla los 9 meses.

· Dale el pecho antes de que salgas de casa por la mañana.

· Extráete la leche para las tomas en las que no estés. Ten en cuenta que a los 6 meses se empieza con la alimentación complementaria, por lo que pronto sustituirás la toma del mediodía por una papilla, y la merienda por fruta, por lo que solo tendrás que mantener la toma de la mañana y la noche.

· Vuelve a darle el pecho cuando regreses a casa.

· Si quieres, puedes pedir reducción de jornada (aunque tu sueldo también se verá reducido).