SALUD Y BIENESTAR
Las alergias alimenticias

La alergia alimenticia más común es la alergia a la proteína de la leche de vaca; otros alimentos que producen alergia son el trigo, los huevos, la soja, las nueces, los mariscos y otros pescados y frutas cítricas.

Un bebé alérgico puede enfermarse muy rápidamente. Los síntomas pueden presentarse inmediatamente después de que el niño haya ingerido el alimento problemático, o pueden ser más generales y producirse tiempo después.

La reacción alérgica más severa es la anafilaxia, que además puede resultar fatal. Sus síntomas incluyen hinchazón de los labios, urticaria, dificultad al respirar y pérdida de conciencia. El cacahuete es el alérgeno más común de la anafilaxis; también puede ser disparada por los huevos y la leche.

Si hay casos de alergias severas en tu familia, consulta con tu médico de cabecera antes de introducir alimentos potencialmente alérgenos en la dieta de tu bebé. Tu médico puede referirte a un especialista en nutrición pediátrica, que se encargará de que la dieta de tu bebé sea equilibrada, y permita un desarrollo y crecimiento saludables.