ALIMENTACIÓN
¿Los niños pequeños pueden comer quinoa?

La quinoa es una semilla, considerada uno de los alimentos más sanos que existen. Por eso, es probable que te hayas planteado si puedes o no dársela a tu hijo. Si tiene más de 6 meses, ya puede comerla, pero asegúrate siempre de lavarla siempre bien con abundante agua si no viene ya lavada.

La quinoa es considerada un pseudocereal ya que, aunque es una semilla, puede consumirse como un cereal. Es un alimento que se cultiva desde hace más de 6.000 años, originaria de Bolivia y Perú.

Es uno de los productos alimenticios más interesantes y sanos a nivel nutricional por sus propiedades especiales:

1- Alto contenido en proteínas, con todos los aminoácidos esenciales, lo que la convierte en un gran sustituto de la carne para las dietas vegetarianas. Entre los aminoácidos principales que presenta encontramos la lisina, la arginina y la histidina, fundamentales para el desarrollo de los niños.

2-Rico en grasas insaturadas, como ácido linoleico.

3- Cuenta con minerales como el hierro, el magnesio, el zinc, el fósforo o el calcio.

4- También es fuente de vitaminas C, E, B1, B2 y niacina.

5- Contiene grandes cantidades de flavonoides, antioxidantes que ayudan a depurar el organismo.

6- Rica en fibra, ideal para combatir el estreñimiento, habitual en bebés.

7- También cuenta con carbohidratos sin gluten, por lo que no presenta problemas de intolerancias.

¿Puede mi bebé comer quinoa?

La quinoa puede empezar a darse desde que el bebé comienza con la alimentación complementaria, en torno a los 6 meses de vida. El problema es su sabor amargo, que a lo mejor rechaza el pequeño.

Este sabor amargo es consecuencia de la saponina, una toxina natural que la recubre como defensa, lo que hace que no se suelan usar pesticidas en su cultivo. Esto es muy bueno para la salud de nuestros hijos, pero le da un sabor un tanto desagradable. Por eso debes lavar bien la quinoa si la compras natural (muchas presentaciones vienen ya lavadas).

Se cuece y se puede mezclar en las ensaladas, el yogur, las sopas, las cremas, los postres, con otros cereales… Puedes incluso añadirla al puré de verduras del pequeño. También puedes encontrarla en alimentos especiales para bebés, como barritas de cereales.

Recuerda que debes cocerla el tiempo justo o, si no, dorarla unos 5 minutos en una sartén a fuego medio.

Así que no lo dudes, introduce la quinoa en la dieta de tu bebé para asegurar que sea más sana y equilibrada.