DIVERSIÓN EN FAMILIA
¿Qué hacer con los niños en verano?

Llega el verano y las largas vacaciones escolares, incompatibles con las de los padres. ¿Qué hacer con los niños durante estos meses?

Por mucho que quieras coordinarte con tu pareja, es imposible hacerse cargo de los niños durante todas las vacaciones escolares, a no ser que uno de los dos sea profesor y tenga un periodo vacacional similar. Por eso, durante los 2 meses y pico que duran las vacaciones escolares de verano hace falta buscar alternativas para los niños, como estas que te proponemos:

1- Abuelos u otros familiares: sin duda, la opción más socorrida y la más barata, aunque no todo el mundo puede aprovecharse de ella. Los abuelos siempre están dispuestos a ayudar a sus hijos y cuidar de sus nietos, lo cual es bueno apara ambos siempre que se no se convierta en una obligación excesiva. Pero pasar dos semanas de vacaciones con los niños en la playa o el pueblo puede ser muy divertido y beneficioso tanto para los niños como para los abuelos.

2- Niñera: si no tienes familiares cerca a los que dejar a los niños unos días, puedes contratar los servicios de una niñera, aunque es una opción un poco más cara. Además, puedes buscar una niñera bilingüe o que hable otro idioma para que tus hijos practiquen el inglés, por ejemplo.

3- Campamentos: existe gran variedad de campamentos: de idiomas, aventuras, deportivos, actividades variadas… Se pueden buscar más cerca o más lejos de casa, incluso en otro país para que el niño conozca otra cultura y practique un idioma. Busca el más conveniente para tu hijo y asegúrate de que está preparado para estar fuera de casa tanto tiempo.

4- Campamentos urbanos: para aquellos que no quieren que los niños duerman fuera de casa, o si el niño es todavía pequeño para ir a un campamento, puedes apuntar a tu hijo a los campamentos urbanos de día que se realizan en muchos colegios, guarderías y ludotecas. En ellos hacen excursiones, manualidades, juegos… y se lo pasan en grande.

Elige la mejor opción según tus posibilidades y ¡a disfrutar del verano!