SALUD Y BIENESTAR
Manchas en la piel y sarpullidos

Las manchas y sarpullidos son muy comunes en los bebés, especialmente en la cara.

No las trates con ningún remedio. Simplemente lava la cara de tu bebé con agua. Si a pesar de ello, observas además que tu bebé no come lo que debería, está muy soñoliento o muy irritable, deberías comunicárselo a tu pediatra.

Si tu bebé tiene escamas ubicadas sobre el cuero cabelludo y las cejas podría tratarse de dermatitis seborreica. Aunque éstas resultan inofensivas para la salud del bebé suelen resultar muy antiestéticas. Para hacerlas desaparecer, masajea el cuero cabelludo de tu bebé con aceite de almendras dulces, permitiendo que penetre en la piel durante unas cuantas horas. Después, cepilla la cabecita del bebé con un peine o un cepillo suave. Haz esto durante varios días y finalmente desaparecerá.