CUIDADOS DEL PEQUE
Método Estivill para dormir

Muy denostado por algunos, para otros padres es el único método que ha funcionado para conseguir que sus hijos durmieran. A continuación, te explicamos sus puntos básicos para sepas en qué consiste

 

El Doctor Eduard Estivill es un experto en el sueño quien creó hace ya muchos años un método para enseñar a dormir a los niños que comentaba en su libro Duérmete niño. Para muchos, es un método un tanto cruel ya que una de sus claves es dejar a los niños llorar un tiempo antes de ir a consolarlos mientras están en su cuna. Para otros, ha sido la única forma de lograr que sus hijos aprendieran a dormir solos y a no despertarse llorando cada dos por tres.

 

Elegirlo o no es cosa de cada padre, nosotros os ponemos a continuación sus puntos clave para que lo conozcáis:

 

En niños menores de 3 meses:

 

– Ayudarles a distinguir entre el día y la noche evitando que duerma por el día en completa oscuridad.

– Diferenciar el ruido habitual del día del silencio de la noche, es decir, por el día la casa no debe estar en completo silencio, se debe permitir que haya los ruidos normales aunque el bebé esté dormido.

– Establecer una rutina diaria, sobre todo el baño antes de la última toma.

 

Para niños de 3 a 6 meses:

 

– Fijar una hora para irse a dormir e intentar respetarla todos los días.

– Establecer una serie de rutinas previas al momento de irse a la cuna: baño, cena, nanas…

– Si llora justo en el momento de irse a la cama, averiguar si le pasa algo: hambre, frío, pañal húmedo, etc.

– Si todo está correcto, no se debe acudir al primer llanto, hay que dejarle unos minutos antes de acudir.

 

Para niños mayores de 6 meses:

 

– Mostrar firmeza y seguridad ante el niño.

– Reemplazar la figura de los padres en su habitación por un objeto de apego que le consuele.

– Si se despierta porque pierde el chupete, dejarle varios en al cuna para que los encuentre él solo.

– No cogerlo cuando llore, acudir a calmarle pero sin sacarlo de la cuna.

– Dejar la puerta abierta pero la habitación a oscuras.

– Esperar los tiempos que marca el método según el día antes de acudir a la habitación. Además, deberá ir solo uno de los padres.