ALIMENTACIÓN
Mi bebé no quiere beber agua

Hasta los 6 meses, mientras dura la lactancia materna exclusiva, no es necesario dar agua al bebé ya que la leche aporta toda el agua que necesitan. Sin embargo, cuando se empieza con los purés y la alimentación complementaria deben beber agua; el problema es que la mayoría de bebés rechaza el agua sola, algunos durante mucho tiempo.

Casi todos los bebés, cuando prueban el agua sola por primera vez, la rechazan. No les gusta y quieren la leche a la que están acostumbrados., sin embargo, es necesario que los bebés vayan poco a poco acostumbrándose a beber agua, sobre todo si hace mucho calor ya que podrían deshidratarse.

Algunos niños se acostumbran pronto a este nuevo líquido, mientras que otros la rechazan continuamente. Aunque nunca hay que obligarles a beber, sí que debemos írselo ofreciendo para que se vayan habituando ya que el agua ayuda a hacer la digestión, previene el estreñimiento, favorece la circulación, etc.

Tampoco es bueno darles demasiada agua ya que pueden llenarse y luego no comer o, peor aún, vomitar.

Si tu bebé es de los que no beben agua ni de broma, prueba con estos trucos:

No le des el agua en el mismo biberón o vaso que la leche; si no, pensará que es leche y se decepcionará.

– El agua es esencial, no la sustituyas por zumos u otras bebidas.

– Quizá la rechace porque está muy fría, intenta que esté siempre a temperatura ambiente.

Ofrécesela a menudo para que pueda beber si tiene sed.