CUIDADOS DEL PEQUE
Mi bebé tiene muchas legañas

En los bebés pequeños es muy frecuente que se despierten con los ojos llenos de legañas. Esto puede deberse a varios motivos: o que el lagrimal esté obstruido o que tengan conjuntivitis


 
Tener legañas al levantarse es normal en todos, adultos y niños, aunque hay veces que los bebés se despiertan con tantas legañas que apenas pueden abrir los ojos. ¿Qué hacer en estos casos?
Lo primero es averiguar la causa:
 
Lagrimal obstruido: el lagrimal suele abrirse unas semanas después del parto, pero en algunos bebés, especialmente los prematuros, el conducto lagrimal continúa bloqueado, lo que puede producir en el pequeño legañas, pus, ojos llorosos… 
 
En este caso, se recomienda dar suaves masajes en la parte del ojo cercana al lagrimal y, si el pediatra lo ve necesario, cirugía. 
 
Conjuntivitis: la conjuntivitis es una infección de la conjuntiva, una membrana mucosa transparente que cubre el globo ocular. Según sea una infección vírica o bacteriana el pediatra recomendará un tipo u otro de medicación.
 
En ambos casos, para facilitar la vista del bebé y aliviarle las molestias producidas por las legañas, se recomienda limpiar bien los ojos con una gasa estéril empapada en suero fisiológico o agua hervida (sin ponérsela caliente), arrastrando suavemente desde la parte interior hacia el rabillo del ojo.