APRENDE A INTERPRETARLOS
Miedos del bebé con 2 años

El miedo es un sentimiento normal, e incluso positivo en ciertas ocasiones, que nos ayuda a evitar situaciones potencialmente peligrosas. Por eso, es un sentimiento que los niños experimentan desde que nacen, aunque sus miedos van cambiando según maduran y evolucionan.

Aunque no todos los niños son igual de miedosos ni tienen miedo a lo mismo, sí que es habitual que experimenten miedo ante las mismas situaciones según la etapa de la vida que están atravesando.

La mayoría de miedos infantiles va desapareciendo a medida que el niño crece. A los 2 años, estos son los miedos más comunes:

– Angustia por la separación. Este miedo surge a los 8 meses, pero aún continúa con 2 años aunque no de la misma manera. Generalmente, a esta edad los niños lloran o se quejan cuando los dejas con otras personas.

– Miedo a la oscuridad. El miedo a la oscuridad es de los más habituales a esta edad ya que es un miedo adaptativo. Los niños relacionan la oscuridad con el abandono y la soledad, además de que la falta de luz les puede jugar malas pasadas y hacerles creer que en las sombras hay monstruos.

– Miedo a los animales. Este miedo suele durar de los 2 a los 5 años y pueden tener miedo ante cualquier animal, aunque los más habituales son los perros, los gatos y los insectos. Tienen miedo a que les hagan daño, un miedo también habitual a esta edad.

– Miedo a las personas disfrazadas. ¿Has llevado a tu hijo a ver a Papá Noel con toda tu ilusión y este se ha puesto a llorar como un loco? No te preocupes, es normal que los niños de esta edad tengan miedo a las personas disfrazadas ya que no entienden bien si son reales o no o si les van a hacer daño.

¿Cómo ayudarlos con sus miedos?

– Nunca le obligues a enfrentarse con sus miedos.

– Apóyale y no te rías de sus miedos, aunque te parezcan muy tontos.

– Fomenta su confianza en sí mismo para que no sea miedoso.

– Acompáñale y dale cariño cuando muestre miedo.