SALUD Y BIENESTAR
Migrañas infantiles

Los niños también pueden padecer dolores de cabeza y, de hecho, en los últimos años se ha observado un aumento en el número de niños que padece esta dolencia que, si bien no es grave, puede resultar muy molesta ya que su origen no siempre está claro y, por lo tanto, a veces cuesta dar con el tratamiento adecuado.

 

Las migrañas son un tipo de dolor de cabeza muy intenso que se caracteriza por dolor severo o moderado en un lado de la cabeza o en ambos; dolor palpitante o intermitente; dolor que empeora al moverse o realizar alguna actividad física; náuseas; vómitos; fotofobia (sensibilidad a la luz y al ruido).

 

Suele ser un trastorno de origen neurológico y genético, los niños que lo padecen tiene antecedentes familiares de migrañas. Aunque no es muy habitual, se pueden sufrir migrañas desde el año de edad.

 

Por desgracia, no se conoce bien el origen de este tipo de dolor de cabeza. Algunas teorías apuntan a una constricción de los vasos sanguíneos intracerebrales

 

En general tienen buen pronóstico y la mayoría de las veces las migrañas que aparecen en la edad infantil desparecen al llegar la pubertad.

 

¿Cómo se tratan?

 

Si tu hijo padece dolores frecuentes de cabeza tendrás que llevarle al pediatra quien probablemente te derive al neurólogo. Será este quien decida el tratamiento más adecuado según la cantidad de crisis que tenga, cómo sean de graves, etc.

 

También es posible que te indique apuntar en una agenda cuándo se desencadenan las crisis para ver si algunos de sus hábitos de vida son origen de las migrañas, como ciertos tipos de alimentos, pasar mucho tiempo delante de la televisión o pantallas, comer poco y mal, dormir poco, etc.

 

Además, cuando le dé un dolor de cabeza muy fuerte puedes probar los siguientes remedios:

– Acostarle en un cuarto a oscuras y en silencio

– Colocarle un paño de agua fría en la frente

– Darle un masaje en el cuero cabelludo usando mucha presión

– Realizar técnicas de relajación con él