ALIMENTACIÓN
Pautas de alimentación infantil

La alimentación es fundamental para asegurar el desarrollo y crecimiento del niño desde su nacimiento, por eso es tan importante que todos los padres conozcan las principales pautas para una alimentación infantil saludable.

Entre las principales pautas que debemos conocer y seguir se encuentran estas:

1- Lactancia materna hasta los 6 meses: la leche materna es el mejor alimento posible hasta los 6 meses ya que aporta al bebé todos los nutrientes que necesita en cada momento, además de fortalecer su sistema inmunitario y aportarle hormonas de crecimiento. Está demostrado que la lactancia materna previene la muerte súbita del lactante, ayuda a evitar la obesidad y aumenta el coeficiente intelectual del niño. También es beneficiosa para la madre, ayudándole a recuperar el peso o evitar el desarrollo de algunos tipos de cáncer.

2- Lactancia con biberón como materna: si por el motivo que sea no das el pecho a tu hijo, elige la mejor leche de fórmula del mercado, la que sea más completa, y dale el biberón a tu hijo incorporando algunas rutinas de la lactancia materna, como mirar al pequeño a los ojos mientras le das el biberón u ofrecerle la lactancia a demanda para que obtenga algunos beneficios de la lactancia materna, como fortalecer el vínculo con su madre o evitar la obesidad al comer a demanda.

3- Introducción de la alimentación sólida gradual: a partir de los 6 meses la leche materna no es suficiente para cubrir las necesidades alimenticias del bebé, sobre todo respecto a ciertos nutrientes como el hierro, por eso hay que empezar a darle otros alimentos. Puedes ofrecérselos tanto triturados (papillas y purés) como en trocitos (método Baby Led Weaning) o una mezcla de ambos métodos, procurando que, a partir de los 10 meses, coma cada vez menos triturados y más trocitos.

En cuanto a qué alimentos darle primero, puedes empezar por cualquiera de los que se pueden comer antes de los 12 meses, aunque lo normal es empezar por aquellos más fáciles de digerir como frutas, verduras, carne de ave o carnes blancas, pescado blanco, cereales. Las legumbres se recomienda dejarlas hasta los 10 meses y no se puede ofrecer al bebé antes de los 12 meses miel, leche de vaca, frutos secos o pescado azul.

4- Dieta variada y equilibrada: en torno a los 2 años el bebé ya debe comer de todo, igual que un adulto, y es fundamental que coma todo tipo de alimentos, sin excluir ninguno. Debe comer de manera regular verduras y frutas, cereales integrales, pescado blanco y azul, huevos, lácteos, legumbres, carnes blancas… y, de manera ocasional, carne roja. En cuanto a las grasas, los alimentos ultraprocesados o los azúcares, hay que limitar su uso.

No permitas que no coma algún grupo entero de alimentos, ya que todos son importantes, y busca trucos que te ayuden a conseguir que coma de todo, como enmascarar los alimentos que menos le gusten, presentárselos de manera divertida o cocinarlos de otra forma. Solo así su dieta será sana y completa.