DIVERSIÓN EN FAMILIA
Planes divertidos para el verano

Llega el verano y este año toca quedarse en Madrid o ir al pueblo a pasar todas las vacaciones, lo cual puede resultar aburrido para los niños. Sin embargo, con unas cuentas ideas puedes conseguir que sea un verano fantástico.

Quedarse en casa tirado en el sofá viendo la tele o jugando a videojuegos puede ser una buena idea para los primeros días de vacaciones, pero no debe ser la tónica de todo el verano ya que, en cuanto el niño lleve 4 o 5 días haciendo lo mismo, se encontrará totalmente aburrido. Por eso, si no tenéis piscina en casa, sus amigos se han ido de la ciudad y no hay forma de ir a la playa o hacer algo más entretenido y veraniego, es buena idea que pienses planes alternativos para pasar unas buenas vacaciones.

1- Parques de atracciones

En todas las provincias hay parques de atracciones o temáticos con atracciones para grandes y pequeños, algunas de ellas de agua para refrescarnos en los días de más calor. Y si te parecen caras, puedes buscar descuentos online u otro tipo de descuentos familiares que ofrecen la mayoría.

2- Parques acuáticos

Nada mejor para refrescarse y pasar un buen día en familia que ir a un parque acuático con piscinas de olas, toboganes y otras atracciones divertidas.

3- Excursiones

Seguro que hay muchos sitios y zonas preciosas en tu zona que no conoces. Lo mejor para los días de mucho calor son las excursiones a ríos o pantanos en los que poder bañarse, aunque si en tu zona no hace mucho calor podéis hacer todo tipo de excursiones a la naturaleza o culturales.

4- Museos

Los museos pueden parecer muy aburridos para los niños, pero hay muchos tipos de museos y algunos pueden ser realmente interesantes y divertidos para ellos, como el Museo de Cera, el Museo de los Juguetes, el de Ciencias Naturales, etc. Busca qué museos son los más indicados para niños de tu ciudad y los talleres que se hace en todos ya que en muchas pinacotecas y museos se organizan talleres y actividades para niños.

5- Juegos en casa o en el parque

No hay por qué hacer lo mismo en casa o en el parque, hay muchos juegos y opciones divertidas en las que seguro que ni habéis pensado. Manualidades, teatro, concursos de talentos, cocina, competiciones deportivas, guerra de globos de agua… lo importante es pensar actividades nuevas y originales que sean divertidas y diferentes. Y si pueden ser refrescantes ¡mejor!