SALUD Y BIENESTAR
Problemas estomacales en bebés

Detectar si tu bebé tiene dolor en la tripa puede ser difícil. Aún más complicado es saber si sufre estreñimiento o padece gastroenteritis.  Te explicamos cómo descubrirlo:

La gastroenteritis:se presenta con vómitos repetidos, fiebre y diarrea con muchas evacuaciones líquidas a lo largo del día (de seis a 20). A veces, puede haber restos de sangre en las heces.

Consulta a tu pediatra, cuando las crisis de llanto sean inconsolables, porque podría tratarse de reflujo gastroesofágico. 

Estreñimiento:Los bebés alimentados con leche materna apenas sufren de estreñimiento. Esta leche resulta perfectamente apropiada para su digestión. La fórmula o leche artificial, sin embargo, puede ser más difícil de digerir. Por lo general, los bebés que se alimentan con esta leche tienen menos movimientos intestinales.

El bebé puede sufrir de estreñimiento cuando dejas de amamantarlo. Esto ocurrirá mientras el intestino se adapta a un tipo de comida totalmente diferente a la que estaba acostumbrado. Si tu bebé está soñoliento y comienza a tener deposiciones pequeñas, duras o secas; o si las heces están manchadas con sangre o mocos, llama a tu pediatra inmediatamente.

¿Qué puedes hacer?

– Masajea suavemente el estómago de tu bebé.

– Báñalo.

– Acuéstalo sobre la espalda y pedalea con sus piernas.

– Ofrécele grandes cantidades de agua hervida refrigerada.

– Al dejarlo de amamantar, aumenta la cantidad de purés de frutas y vegetales que le ofreces.

Si con ninguna de estas soluciones obtienes resultados, consulta el problema con tu pediatra.