ALIMENTACIÓN
¿Qué puede comer un bebé con 6 meses?

A partir de los 6 meses se puede empezar con la alimentación complementaria, aunque la leche seguirá siendo la base de la dieta del bebé. ¿Qué alimentos se puede dar primero y cómo hacerlo?

La Organización Mundial de la Salud (OMS), así como otras asociaciones de pediatras y organizaciones, recomiendan la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses de edad. Pero con medio año la lactancia ya no es suficiente para satisfacer sus necesidades nutricionales, además de que su estómago ya es capaz de digerir nuevos alimentos, por lo que comienza la alimentación complementaria o ablactación, que cubre el periodo que va de los 6 a los 24 meses de edad.

En este periodo, la leche, materna o de vaca, seguirá siendo la base de si alimentación, pero el bebé comenzará a comer todo tipo de alimentos gradualmente para, con 2 años, comer casi como un adulto.

Lo primero que se introduce a los 6 meses son los cereales sin gluten, que pueden echarse en la leche o hacer una papilla con ellos. Más tarde, se hará lo mismo con los cereales con gluten.

Con 6 meses el bebé también puede comer fruta y verduras (patata, calabacín, zanahoria, judías verdes o puerro), que se le pueden ofrecer trituradas y en puré.

Otra opción de introducción de la alimentación complementaria es el Baby Led Weaning (BLW) o alimentación dirigida por el bebé. En este caso, en lugar de triturar la comida y ofrecérsela al bebé en puré, se le dan trocitos pequeños de alimentos blandos que el niño pueda chupar y con los que no pueda atragantarse.

Para que el BLW sea exitoso es esencial que el bebé esté realmente preparado, es decir, que cumpla las siguientes condiciones:

– Se siente erguido solo

– Haga pinza con la mano y pueda coger cosas

– Muestre interés por la comida

– Haya superado el reflejo de extrusión

Si es así, puedes empezar a ofrecerle alimentos como plátano, pasta cocida, verdura cocida, pollo… lo suficientemente largos para que pueda metérselos en la boca y seguir sosteniendo un trozo con la mano para no atragantarse. Esta alimentación debe hacerse bajo estricta supervisión paterna y nunca dejar al bebé solo.

Sea cual sea el método de introducción de la alimentación complementaria que elijas, recuerda que con 6 meses debe seguir tomando el pecho o el biberón a demanda, unas 5 tomas al día, y que solo puedes darle cereales, frutas o verduras.