ALIMENTACIÓN
¿Qué hacer si no quiere comer sólidos?

A partir de los 6 meses comenzará la introducción de la alimentación semisólida del pequeño ya que al principio los nuevos alimentos los tomará en puré o papilla. Pero gradualmente tienes que ir dándole trocitos de comida para que aprenda a masticar y tragar. ¿Qué hacer si no quiere dar este paso?


 
 
 
La transición de la lactancia a los purés y de estos a la comida en trocitos puede resultar difícil para algunos niños. Otros, en cambio, lo aceptarán encantados. Si a tu hijo le cuesta, puedes seguir estos consejos para conseguir que coma como un adulto:
 
– La paciencia y el tiempo serán tus grandes aliados, no pretendas hacerlo todo en un solo día.
 
– Prueba primero con alimentos cuyos sabores suelen ser bien aceptados por los niños, como jamón cocido, trocitos de fruta…
 
– Déjale que juegue con la comida, la toque, la saboree, la chupe…
 
– Ve haciéndole las papillas gradualmente más gruesas y menos trituradas.
 
– Dale alimentos que pueda coger con las manos: pan, galletas, pasta…
 
– Algunos alimentos puede que los rechace por su sabor y no por su textura. Prueba con comidas diferentes. 
 
– Este tipo de alimentación es mucho más lenta, pero necesaria hasta que el pequeño se acostumbre a comer de todo.