CUIDADOS DEL PEQUE
¿Qué hacer si se traga algo pequeño?

Los niños pequeños se llevan todo a la boca y no entienden de riesgos ni accidentes por lo que hay que estar muy pendientes para evitar que se traguen algo que pueda producirles asfixia o ahogamiento como una canica, juguetes pequeños o monedas; además de saber cómo actuar si pasa.

Evitar que los bebés se lleven algo que tengan en la mano a la boca es imposible. Es su manera de explorar y conocer los objetos que le rodean por lo que no hay que impedírselo, simplemente tener cuidado de que aquello que se lleva a la boca no resulta peligroso para él, bien porque sea un objeto demasiado pequeño o porque  al chuparlo pueda envenenarse.

Pero por mucho cuidado que tengamos siempre se nos escapa algo ya que es imposible tener ojos solo para él y, en cuenta te descuidas, la puede haber liado”.

Por eso, es importante que sepas cómo actuar si tu hijo se traga un objeto pequeño que puede resultar peligroso para él.

Generalmente, si el objeto es muy pequeño, lo tragará y expulsará por las heces sin mayor problema. Pero hay ciertos objetos que por su forma y tamaño pueden obstruir la entrada de aire, lo que le provocará asfixia.

En estos casos, si el niño es menor de un año ponlo boca abajo sobre tu antebrazo sujetando su cabeza con esa mano y, con la otra, dale fuertes palmadas en la parte superior de la espalda. Si el objeto no sale, dale la vuelta y mírale la garganta por si puedes extraerlo con la mano, pero solo si lo ves muy claro, nunca lo hagas a ciegas o puedes introducirlo más o dañar su garganta.

Si todavía sigue ahí, ponlo boca arriba con la cabeza ligeramente inclinada hacia abajo y presiona con fuerza en la parte inferior de sus costillas cada 3 segundos. Esto debería obligarle a toser para expulsarlo.

Si nada funciona, llama a urgencias y sigue haciendo estos movimientos para intentar que salga mientras tanto.

Si el niño es mayor de 1 año pídele que tosa. Ponlo de pie y abrázalo por detrás colocando tu puño en la parte inferior de las costillas y con la otra mano presiona su pecho dando tirones hacia ti cada 3 segundos.

Si se ha tragado el objeto pero te preocupa que le pueda hacer daño en su recorrido por el aparato digestivo, mejor acude a Urgencias para que le examinen.